RESERVA TU CITA: ☎ 679 242 809
limpiezabucalLimpiezadentalOrtodonciaOrtodoncia InvisibleSin categoría

Los 5 errores al lavarnos los dientes más comunes

By 18 octubre, 2019 No Comments
errores al lavarnos los dientes

Actualmente con el estrés del día a día, tendemos a cepillarnos los dientes deprisa y corriendo sin dedicarle el tiempo suficiente. También, la cantidad de oferta de pastas dentales, colutorios, etc… que hay en el mercado no nos ayudan a la hora de elegir, o no tenemos la suficiente información.

Con este artículo, esperamos dejar claras algunas cuestiones y poder ayudarte explicando errores al lavarnos los dientes que normalmente cometemos en nuestra higiene dental diaria.

Al cepillarnos los dientes, no importa con cuánta fuerza lo hacemos o utilizar una pasta demasiado abrasiva porque nos blanquea los dientes o no dedicarle el tiempo suficiente, lo verdaderamente importante, es utilizar la técnica apropiada y hacerlo con meticulosidad. Y eso, lleva tiempo y paciencia.

1.- NO DEDICARLE EL TIEMPO SUFICIENTE A UN CEPILLADO CORRECTO. EL TIEMPO RECOMENDADO ES DE 2 MINUTOS, MÍNIMO.

Para prevenir la caries es fundamental realizar un buen cepillado después de cada comida, intentando que no pasen más de 15 minutos entre comida y cepillado.

La duración de cada cepillado debe ser de, como mínimo, 2 minutos, aunque es más importante la calidad que la cantidad. Tenemos que limpiar todas las caras del diente y tener en cuenta que, el cepillado antes de acostarnos es el más importante ya que generamos menos saliva y estamos más expuestos a las bacterias y ácidos.

Si no sabemos controlar bien el tiempo, podemos recurrir a relojes de arena, ponernos alguna canción que nos guste que tenga una duración de unos 2 minutos (muy efectivo en niños), etc. Y procurar seguir siempre el mismo orden para que no se nos olvide limpiar ninguna zona (por ejemplo, podemos empezar por el lado superior derecho, pasar al izquierdo, etc.)

A continuación, os explicamos uno de los métodos más efectivos para cepillarnos los dientes y del que ya hablamos en otra publicación anterior en nuestro blog:

·       Apoyar el cepillo dental en la superficie dental con los filamentos dirigidos a las encías con una inclinación de 45º.

·       Realizar un movimiento suave en redondo y de arrastre, desde la encía hacia la superficie del diente, como de barrido.

·       Arrastrar hasta el final del diente.

·       Cepillar la zona de las muelas por donde masticamos, en sentido horizontal con movimientos cortos.

 errores al lavarnos los dientes

 

2.- CEPILLARNOS DEMASIADO FUERTE PONIENDO EN RIESGO EL ESMALTE DENTAL.

Se trata de uno de los errores al lavarnos los dientes más frecuentes. Con un cepillado de dientes fuerte, no se consigue eliminar el sarro ni las manchas que se van formando en nuestros dientes.

Con el cepillo lo único que conseguimos, es eliminar la placa bacteriana y esta placa no necesita de un cepillado fuerte para ser eliminada. El apretar demasiado el cepillo a los dientes, puede terminar por dañar nuestro esmalte y la encía provocando abrasión, sensibilidad dental y retracción gingival.

El cepillado debe de ser suave, al igual que el cepillo que usemos. No es recomendable utilizar cepillos duros ya que son demasiado agresivos para nuestras encías. Si en vez de uno manual, utilizamos uno eléctrico, debemos recordar que tampoco es conveniente presionarlo demasiado, hay que dejar que el cepillo arrastre la placa bacteriana pero sin ejercer presión.

Tenemos que tener en cuenta que no por apretar vamos a hacer desaparecer las manchas y el sarro dental, ya que es un tratamiento que sólo se puede realizar en la clínica dental con una limpieza profesional.

3.- UTILIZAR UNA PASTA DENTAL DEMASIADO ABRASIVA.

Utilizar una pasta dental demasiado abrasiva, puede ocasionarnos un desgaste en el esmalte dental produciendo sensibilidad dental.

En los dentífricos, existe un índice llamado abrasividad relativa de la dentina (RDA) que mide el desgaste de la dentina al cepillarse los dientes con un determinado dentífrico.  La pasta de dientes, entre otros ingredientes, está compuesta por unos denominados “abrasivos”,  cuya misión es el pulido y la limpieza de los dientes. Estas sustancias, facilitan el arrastre de los restos de alimentos que quedan depositados en los dientes, y aunque tienen mucha eficacia en la limpieza, también perjudican al esmalte si no se utiliza una pasta con un RDA adaptado a cada persona.

Para evitar que se desgaste en exceso el esmalte dental es aconsejable preguntar al dentista qué tipo de dentífrico recomienda según los problemas orales que se tengan, y si lo que se quiere es conseguir una tonalidad de dientes más blanca, antes de ponernos por nuestra cuenta a utilizar cualquier dentífrico blanqueador u otros métodos caseros, lo ideal es acudir al dentista y realizarnos un blanqueamiento profesional.

 

4.- NO USAR EL HILO DENTAL DESPUÉS DEL CEPILLADO O USARLO MAL ES OTRO DE LOS ERRORES AL LAVARNOS LOS DIENTES

Una de las cosas más importantes, aparte del cepillado, es el uso de la seda dental, pues nos ayuda a limpiar entre diente y diente donde el cepillo no llega. Requiere de cierta destreza, al principio, seguro que nos cuesta, pero lo más importante es no desesperar ni abandonarlo a la primera. Utilizando la técnica correcta, podremos limpiar entre diente y diente sin dañar las encías.

Te contamos de manera breve como utilizar correctamente la seda dental, pero no dudes en preguntarnos si crees que no lo estás haciendo bien:

  • Cortar un trozo de seda dental de unos 20 cm de largo aprox.
  • Enrollarla en nuestro dedo corazón (tercer dedo de cada mano) y tensarla con los pulgares.
  • Introducirla entre diente y diente, por todos los dientes que tenemos en boca utilizando siempre un trozo de seda limpio. Es importante llevar siempre un orden para no dejarnos ninguna pieza sin limpiar.
  • Al introducir entre diente y diente, tener cuidado de no hacerlo bruscamente pues podría dañarnos la encía.
  • Pasar la seda por los dos lados de cada diente

5.- NO TERMINAR LA CORRECTA HIGIENE BUCAL CON UN COLUTORIO QUE EXPULSE LAS BACTERIAS DE LA BOCA.

Ya hemos visto cuanto tiempo es necesario para llevar a cabo una correcta higiene bucodental, el tipo de pasta que mejor nos viene, el uso de seda dental, y ahora, para completar esta higiene, vamos a hablar del tipo de colutorio más recomendable.

El uso de un colutorio ayuda a reforzar la higiene bucal y proporciona beneficios adicionales dependiendo del principio activo que contenga, pudiendo contribuir a reducir la hipersensibilidad dentinaria, el control de la halitosis o la reducción de la inflamación de las encías, denominada gingivitis. Existen enjuagues bucales que pueden usarse a diario, y otros más específicos que deben asociarse a situaciones más concretas.

El uso prolongado de colutorios que contentan clorhexidina (no debemos usarlo más de 10-15 días) puede provocar tinciones o pigmentaciones de dientes y lengua o incluso alterar el sentido del gusto. Si se abusa del flúor, podría darse una fluorosis y si se usa con mucha frecuencia un colutorio que lleva alcohol, puede irritar la mucosa oral, pregúntanos que tipo de colutorio estaría mejor indicado en tu caso, recuerda que cada persona puede tener una necesidad diferente y no todo lo que vemos o escuchamos puede venirnos bien.

Visítanos en Alcorcón en Avd. de Leganés, 6, o pídenos consulta a través de la web o en los teléfonos 910882790 o 679242809, tu dentista de confianza en Alcorcón, estaremos encantados de contarte algo más sobre la verdadera odontología.

Dña. Almudena Horcajuelo

Higienista y Coordinadora de Tratamiento de Inari Estudio Dental